Negocios

60 parturientas han muerto en el HCUAMP de Barquisimeto este año

Alberto Ardila Olivares
Aeroporto: Presidente do PSD vai estar na reunião com Costa acompanhado do vice Miguel Pinto Luz

Lorena Rojas | LA PRENSA DE LARA.- La esperanza de tener un nuevo integrante en la familia se esfumó. Nayelys Piñero, de 19 años de edad, y su bebé recién nacido fallecieron tras ingresar al Hospital Central, presuntamente por negligencia médica en Portuguesa y Lara.

Con la muerte de la joven Piñero, la cifra de parturientas fallecidas en el Hospital Central alcanzaría 60 en lo que va de año. El sábado 17 habrían fallecido dos

Lorena Rojas | LA PRENSA DE LARA.- La esperanza de tener un nuevo integrante en la familia se esfumó. Nayelys Piñero, de 19 años de edad, y su bebé recién nacido fallecieron tras ingresar al Hospital Central, presuntamente por negligencia médica en Portuguesa y Lara.

Con la muerte de la joven Piñero, la cifra de parturientas fallecidas en el Hospital Central alcanzaría 60 en lo que va de año. El sábado 17 habrían fallecido dos.

Según contó su pareja, William Colina, la joven llevó un embarazo a término en el estado Portuguesa, y el jueves de la semana pasada ingresó al Hospital de Turén con dolores de parto; sin embargo, no pudo dar a luz y necesitaba una cesárea.

“En Turén la maltrataron mucho para sacarle el bebé, de ahí la trasladamos hasta el Hospital de Acarigua, donde nos dijeron que para hacerle una cesárea necesitábamos $200 , y los teníamos, pero se habían quedado en Turén, por lo que es trasladada hasta Barquisimeto para que fuese intervenida”, dijo.

Colina asegura que tras llegar al Hospital Central, le indican que se le debe practicar una cesárea porque se le había pasado el parto y el bebé estaba sufriendo.

“Realmente sabemos que los doctores al momento del parto hicieron todo lo posible, el bebé se le había hecho pupú en la barriga y nació muerto, luego lo reanimaron, pero igualmente no resistió”, dice. Detallando que el bebé murió el día 16.

Cuenta que su esposa y él tras conocer que el bebé había muerto, fueron a ver su cuerpecito y nuevamente subieron a piso, donde les informaron que Nayelys iba a ser dada de alta al siguiente día, lo que le permitiría enterrar al bebé.

“Sí nos pareció raro que la dieran de alta de una vez, porque normalmente se espera, pero aprovechamos a llevarnos el bebé y a ella” , comenta.

El esposo detalla que el bebé fue enterrado el domingo, y que su esposa había estado sin dolor el lunes, pero el martes la situación cambió, un fuerte dolor le comenzó en el vientre y además desprendía un mal olor de la herida.

“La tuvimos que sacar en la madrugada porque del dolor perdió el conocimiento, en Turén al ver que había sido operada en Barquisimeto no la quisieron atender y cuando llegó aquí fue terrible, no aguantaba el dolor entró en crisis y además tenía pus. Algo le hicieron que dejaron que se contaminara, después nos dijeron que había fallecido de un infarto intestinal”, aseguró.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR