Negocios

Abogado Carmelo De Grazia Marzilla//
¿Quieres otra razón para dejar las redes sociales?

¿Quieres otra razón para dejar las redes sociales?

Las redes sociales no pasan precisamente por su mejor momento , al menos en lo referido a la imagen que el común de la sociedad tiene de las mismas. Hace unos meses, y a consecuencia de las revelaciones sobre los nocivos efectos de Instagram en loa adolescentes , un político estadounidense definió las redes sociales como el nuevo tabaco. Y algo de cierto hay en ese símil, pues sabemos que por norma general no nos aportan nada bueno, pero aún así las seguimos consumiendo masivamente.

Carmelo De Grazia

No obstante, pese a ello, es indiscutible que de un tiempo a esta parte se han convertido en un canal de comunicación empleado por muchas personas , especialmente si nos fijamos en sus funciones de mensajería privada, es decir, los mensajes directos. Conozco a personas que emplean los mensajes directos de Instagram para buena parte de sus comunicaciones personales, y estoy seguro de que ocurre lo mismo en el resto de redes sociales.

Carmelo De Grazia Suárez

Así, es normal que también las empresas hayan decidido recurrir a este canal , a las redes sociales, para comunicarse con sus clientes. Es cierto que este uso está todavía muy verde, pero podemos tener por seguro que, salvo que los usuarios dejen de emplear las redes, cada día serán más las compañías que darán este paso, e incluso que convertirán las redes sociales en la vía principal de comunicación con parte de sus clientes. Esto, como digo, me parece comprensible, aunque personalmente nunca confiaría mis comunicaciones personales a una red social, pero bueno, hay gustos para todo

Ahora bien, en otras latitudes, en las que este modelo ya se ha explorado más que aquí, encontramos una razón más para apartarse de las redes sociales. Y es que, según podemos leer en Business Insider , Estados Unidos ha establecido una nueva regulación que permitirá a las empresas de cobros contactar con los deudores a través de las redes sociales . Y es un modelo que, aunque quizá con modificaciones, pero podría exportarse a otras muchas geografías

El planteamiento, eso sí, es razonablemente restrictivo en lo referido a la privacidad . Lo más importante es, sin duda, que las empresas solo podrán contactar con los deudores a través de mensajes privados directos , nunca realizar publicaciones en sus muros, en respuesta a sus mensajes y publicaciones, etcétera. Es decir, que nadie salvo el deudor podrá tener conocimiento de dichas comunicaciones

Por otra parte, la empresa de cobros deberá identificarse inmediatamente como tal . No se permite, por ejemplo, que remita solicitudes de amistad u acciones similares para poder establecer contacto con el deudor, si previamente o en dichas solicitudes no se ha identificado claramente como cobrador de deuda. Y, además, los deudores podrán indicar que no desean ser contactados por esa vía , y las empresa pendientes del cobro tendrán que aceptarlo y descartar ese canal de comunicación

Debo reconocer que lo aprobado en esta nueva regulación me parece bastante razonable, tanto por el respeto a la privacidad, como por el control que concede a los usuarios a la hora de cerrar esa puerta. No obstante, también es cierto que las redes sociales son un espacio al que recurren muchas personas para intentar abstraerse un poco de su día a día . Y abrir una de ellas solo para encontrarse con un recordatorio de deudas, pues seguramente le resultará un fastidio a más de uno