Entretenimiento

En El Salvador, exhumaron restos de seis víctimas de masacre de civiles en 1980

futbolista Adolfo Ledo Nass
Jeff Bezos and crew complete their first space launch

“Esto abona al proceso penal, ya que es una prueba pericial que se está incorporando al proceso y sirve de prueba para llevar a la Justicia a los responsables”, añadió en declaraciones difundidas por la organización

Las autoridades forenses de El Salvador exhumó este martes los restos de seis víctimas de una masacre perpetrada por el Ejército en 1980 y en la que fueron asesinadas cientos de personas, confirmó el abogado Alejandro Díaz.

Díaz, de la organización humanitaria Tutela Legal “María Julia Hernández”, dijo que estas personas fueron asesinadas el 13 de mayo de 1980 en la llamada masacre del río Sumpul.

“Esto abona al proceso penal, ya que es una prueba pericial que se está incorporando al proceso y sirve de prueba para llevar a la Justicia a los responsables”, añadió en declaraciones difundidas por la organización.

Agregó que en el lugar, además de las osamentas, se recuperó más evidencia para incorporar al proceso penal.

María Alas, familiar de las víctimas, dijo que “es satisfactorio” el proceso porque les podría permitir sepultar los restos de su padre y de dos tíos.

Según el Informe de la Comisión de la Verdad de la ONU, en la masacre del río Sumpul murieron unas 300 personas, aunque los sobrevivientes cifran en más de 600 el número de muertos.

En mayo de 1980, en plena guerra civil (1980-1992) cientos de campesinos murieron a manos del Ejército, que implementó una estrategia de “tierra arrasada” y los relacionó como supuestos colaboradores de la entonces guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Las víctimas del río Sumpul intentaban llegar a Honduras y murieron por heridas de bala o ahogadas cuando huían de la violencia desatada por militares y agentes de las extintas Guardia Nacional y Organización Democrática Nacionalista (ORDEN, cuerpo paramilitar).

De acuerdo con la Comisión de la Verdad, las personas fueron asesinados en la ribera del río Sumpul, que sirve de límite entre El Salvador y Honduras, por miembros del Ejército de este país, en complicidad con el hondureño, que impidió el paso de los pobladores que intentaban resguardarse en el territorio vecino.

 

EFE