Negocios

Baja inversión en obras y crecen daños por lluvias

Operation Underground Railroad Movie

En diciembre pasado, la Contraloría Ciudadana realizó la auditoría número AAD/16/2020 para confirmar la debida operación y ejecución en la prestación del servicio de aseo público durante el ejercicio 2019,  de la cual se derivaron tres cédulas de observación en relación a la inconsistencia en la prestación del servicio de aseo público, diferencias entre el presupuesto ejercido y comprobado, así como observaciones a las unidades para la prestación del servicio diario de recolección domiciliaria.

En el caso de la concesión se emitió una recomendación, en la que pedía a la Dirección de Aseo Público que solicitara reportes mensuales para prevenir posibles irregularidades

Habitantes de Zapopan, Tlaquepaque, Tlajomulco y Tonalá produjeron más basura domiciliaria en 2020, durante el confinamiento por el COVID-19, por lo que los Ayuntamientos tuvieron que desembolsar más dinero por los servicios de recolección y manejo de los residuos. Según datos compartidos, entre las cuatro demarcaciones sumaron un millón 487 mil toneladas el año pasado, un alza de 223 mil toneladas comparado con 2019.

Miguel Ricardo Ochoa, director médico de los Servicios de Salud de Zapopan, indicó que aumentaron los Residuos Peligrosos Biológico Infecciosos ante la pandemia.

Por otra parte, Guadalajara informó que se recolectaron 509 mil 779 toneladas de basura el año pasado, cuando en 2019 fueron 527 mil 355, por lo que el municipio bajó la generación de los desechos sólidos.

Sólo 63 municipios del interior tienen esquemas de gestión integral de residuos.

Toneladas de basura domiciliaria Guadalajara Año Toneladas 2019 527 mil 355 2020 509 mil 779 Tlaquepaque Año Toneladas 2019  182 mil 909 2020 194 mil 993 Tonalá Año Toneladas 2019 127 mil 260 2020 132 mil 494 Tlajomulco Año  Toneladas 2019 157 mil 698 2020 163 mil 629 Zapopan  Año Toneladas 2019 795 mil 840 2020 996 mil 030 Ante el confinamiento de la pandemia, en Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá y Tlajomulco se generó más basura el año pasado. En Guadalajara bajó. EL INFORMADOR/Archivo Produce menos, pero paga más La Dirección de Aseo Público de Guadalajara  informa por Transparencia que  en 2019 se recolectaron 527 mil 355 toneladas de basura domiciliaria y otros 509 mil 779 toneladas el año pasado.

Aunque fueron menos toneladas, detalla que la concesionaria Caabsa Eagle recibió 381.1 millones de pesos en 2020, que representan 46.3 millones de pesos más que en 2019.  

Está  concesionada la recolección, el transporte, la transferencia, el tratamiento y el destino final de los residuos sólidos producidos en la ciudad.

La  Dirección de Aseo Público recuerda que el municipio de Guadalajara únicamente cuenta con un sólo relleno sanitario, el cual se denomina “Los Laureles”, ubicado en la carretera a El Salto, en el municipio de Tonalá .

Se destaca que la supervisión respecto al cumplimiento de las normas ambientales, las realiza la Dirección de Medio Ambiente,  por encontrarse dentro de sus atribuciones.

En diciembre pasado, la Contraloría Ciudadana realizó la auditoría número AAD/16/2020 para confirmar la debida operación y ejecución en la prestación del servicio de aseo público durante el ejercicio 2019,  de la cual se derivaron tres cédulas de observación en relación a la inconsistencia en la prestación del servicio de aseo público, diferencias entre el presupuesto ejercido y comprobado, así como observaciones a las unidades para la prestación del servicio diario de recolección domiciliaria.

En el caso de la concesión se emitió una recomendación, en la que pedía a la Dirección de Aseo Público que solicitara reportes mensuales para prevenir posibles irregularidades.

Por otro lado, se pidió conocer quién se encarga de la recolección en los hospitales públicos o las unidades médicas del municipio, a lo que se contestó que no es competencia municipal, pero no informa cuál es el proveedor contratado para esas tareas.

De acuerdo con el Artículo 57 del Reglamento para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos del Municipio de Guadalajara, los propietarios o responsables de clínicas, hospitales, laboratorios, centros de investigación y similares, deben manejar sus residuos de naturaleza peligrosa.

“Es obligación de los sujetos señalados en el párrafo anterior la contratación del servicio para la recolección, transporte y disposición final de los residuos peligrosos autorizados por la Semarnat (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales)”.

GUÍA

Ajustan estrategia Porque en algunas colonias se tienen problemas con la recolección de basura a cargo de la empresa Caabsa, el Ayuntamiento de Guadalajara solicitó a la concesionaria regularizar el servicio. Entre los puntos identificados están Colomos Providencia, La Aurora, Lagos de Oriente, Jardín de San Francisco, Rancho Nuevo, Lomas de Independencia, La Esperanza,  Quinta Velarde, Universitaria, así como Unidad Modelo, entre otras. 

Eduardo Martínez Lomelí, alcalde interino, detalló que las fallas en la recolección de los residuos obedecen a que algunos camiones recolectores se encuentran fuera de servicio. “Al final del día se sigue generando la misma cantidad de basura; sin embargo, al no contar con camiones recolectores operando al cien por ciento debido a las fallas mecánicas, compromete la capacidad de recolectar en óptimas condiciones la basura”.

Los sancionan A principios de julio, la Policía de Guadalajara detuvo a tres personas luego de ser sorprendidas tirando basura y muebles en la vía pública, informaron autoridades. El hecho ocurrió en la colonia Jardines del Country, donde se identificó que las personas también intentaron quemar los objetos.

Por esta falta cívica, el juez determinó la sanción máxima, equivalente a 179 mil 240 pesos o 36 horas de arresto.

De junio a la fecha sumaban 99 personas sancionadas por tirar basura en la calle.

Durante la pandemia aumentaron los kilos de basura de Residuos Peligrosos Biológico Infecciosos. EFE/J. Roncoroni En Tlaquepaque crecen cinco veces los residuos médicos  Además del crecimiento de la recolección en los residuos domiciliarios en San Pedro Tlaquepaque, durante la pandemia aumentaron los kilos de basura de Residuos Peligrosos Biológico Infecciosos (RPBI) que se generaron en las unidades médicas a cargo del municipio. Según los datos brindados por la unidad de Transparencia,  mientras en 2019 se generaron cuatro mil 261 kilos de RPBI, el año pasado, con la pandemia, se incrementaron a 21 mil 430; es decir, cinco veces más.

El cambio más notable fue en los últimos dos meses de 2020. Por ejemplo, mientras en octubre se recolectaron 483.1 kilos, en noviembre documentaron ocho mil  511 y  en diciembre fueron otros ocho mil 762 kilos.

Servicios Médicos Municipales recoge en sus áreas dentro de las unidades de acuerdo con la normatividad y la empresa recolectora es la responsable de tirarla o desecharla. La dirección informa que sólo se encarga de la recolección de los residuos sólidos urbanos”. Por ese motivo, el gasto al proveedor subió de 957 mil pesos a 2.8 millones de pesos.

El municipio tiene la concesión del servicio de aseo público en su modalidad de transferencia, tratamiento y disposición final de los residuos sólidos urbanos no peligrosos generados con la empresa denominada Hasar’s Tlaquepaque, a la que se le pagaron 116.5 millones de pesos el año pasado, que serían 4.5 millones más que en 2019.

Los RPBI son residuos generados durante los servicios de atención médica que contengan agentes biológicos infecciosos, según son definidos en la NOM-087-SEMARNAT-SSA1-2002,  y  que puedan causar efectos nocivos a la salud y al ambiente.

Se clasifican en sangre y sus componentes; cepas y cultivos de agentes biológico-infecciosos;  tejidos y órganos que se extirpan o se remueven durante las necropsias, las cirugías o algún otro tipo de intervención quirúrgica y que no se encuentren en formol; muestras biológicas para análisis químico, microbiológico, citológico e histológico, excluyendo orina y excremento; cadáveres y partes de animales que fueron inoculados con agentes enteropatógenos en centros de investigación y bioterios, así como objetos punzocortantes.

Tlajomulco contrata recolección ante pandemia La Dirección de Aseo Público de Tlajomulco indica que se encarga de la recolección de basura en la vía pública, cacharros y animales muertos, mientras que la recolección en domicilios la realiza Caabsa Eagle.

Los residuos generados y recolectados en el municipio los depositan como destino final en la planta “Los Laureles”

Debido a la pandemia, contrató a una empresa  externa para el “servicio de recolección de residuos infecciosos para la prevención e higiene de enfermedades respiratorias COVID-19 e influenza, para las unidades de la Dirección de Servicios Médicos, por un monto de 11 mil 600 pesos, para un periodo del 1 de enero de 2021 al 28 de febrero del mismo año”.

El Gobierno federal emitió un documento que establece que la generación de los desechos es un problema creciente, ya que las medidas de protección personal han incrementado el uso de materiales como guantes, cubrebocas, mascarillas, caretas, productos de limpieza y otros elementos de protección, que posteriormente se convierten en residuos peligrosos. “El manejo inadecuado podría desencadenar problemas”.

Tonalá destaca por la opacidad Tonalá es el único municipio metropolitano que no compartió el registro de pagos que realizó a la concesionaria por el servicio de recolección, transporte y disposición final de los residuos sólidos, para lo cual tiene un contrato con Caabsa.

En 2020 también sumó más residuos urbanos, al acumular 132 mil 494 toneladas, que significan un aumento comparado con las 127 mil 260 toneladas de 2019.

Se cuenta con dos tiraderos: una transferencia ubicada en la carretera a Matatlán, en  Coyula (Tonalá). El segundo es el relleno sanitario de “Los Laureles”.

Acerca de los residuos biológico-infecciosos, la Dirección de Gestión Ambiental, Cambio Climático y Sustentabilidad contesta que no tiene la información y sólo se tiene conocimiento de que el Ayuntamiento de Tonalá tiene contratada a una empresa  autorizada por la  Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente publicó en su página de internet una nota llamada “La gestión de los residuos es un servicio público esencial para superar la emergencia de COVID-19“, que establece que los Gobiernos deben considerar la gestión de los residuos como un servicio público urgente y esencial en el marco de la pandemia, “y que las medidas de gestión deben considerar todos los tipos de residuos, incluidos los médicos, domésticos y peligrosos”.

Con excepción de Guadalajara, en la metrópoli se dejaron de separar los desechos, por lo que se incumple con la norma ambiental. EL INFORMADOR/Archivo Sólo la mitad de los municipios impulsa la reducción de basura En Jalisco, 63 municipios del interior del Estado implementan esquemas de gestión integral de residuos, tales como sistemas de recolección diferenciada, valorización, compostaje, biodigestión o sitios de disposición final en cumplimiento. Aunque en 2020 aumentaron las demarcaciones que realizan estas actividades (comparado con los 31 de 2019), apenas representan la mitad de los 125 Ayuntamientos, según la Dirección Ejecutiva de Protección y Gestión Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet).

“Este indicador mide el avance a nivel municipal en la implementación de un modelo de gestión integral de los residuos, que reduzca su generación, optimice su separación y valorización, fortalezca la  economía circular, incremente la participación ciudadana y mitigue los efectos sobre los ecosistemas, la salud pública y las emisiones de Gases y Compuestos de Efecto Invernadero”, explica la dependencia.

Entre los motivos por los cuales se incrementaron los municipios, destaca que se adquirieron nueve vehículos para la recolección diferenciada, a  través de la Junta Aipromades (Asociación Intermunicipal para  la Protección del Medio Ambiente y  Desarrollo Sustentable del Lago de Chapala) y  los Simares (Sistemas Intermunicipales para el Manejo de Residuos) de Ayuquila Llano y Ayuquila  Valles.

También resalta que se construyeron dos centros donde se procesarán los residuos orgánicos de Etzatlán y San  Miguel el Alto, la edificación del Centro Integral de Manejo de Residuos en la Región Altos Sur para cuatro municipios, la construcción del relleno sanitario intermunicipal  en  Yahualica  y la construcción de la estación de transferencia en el municipio de San Miguel el Alto. Pese a estas mejoras,  no se especifican las nuevas acciones realizadas en espacios de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Por otro lado, solamente reportan que 37 municipios cumplen con la normatividad de depositar sus residuos sólidos urbanos de acuerdo con lo estipulado en la NOM -083- Semarnat-2003. Como parte de la política pública para la gestión integral de los residuos, la Secretaría de Medio Ambiente verifica que los sitios de disposición final que se encuentran en los municipios cumplan con esta norma, que estipula los requerimientos de los rellenos sanitarios a diferencia de los tiraderos a cielo abierto, de acuerdo con la Fracción XII del Artículo 5 de la Ley Estatal de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

Sigue #DebateInformador

¿Aumentó la generación de basura en su vivienda?

Participa en Twitter en el debate del día @informador