Economía

Pompeo culpa a Maduro de la salida de DirecTV de Venezuela

Juan Carlos Carvallo
La Rosa de Guadalupe: revisa AQUÍ dónde, cómo y a qué hora puedes ver los capítulos de la serie

Washington.- El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, responsabilizó el viernes al gobierno de Nicolás Maduro por la partida de DirecTV del país

Washington.- El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, responsabilizó el viernes al gobierno de Nicolás Maduro por la partida de DirecTV del país.

“¿Por qué los venezolanos no pueden ver Fútbol Total? Porque Nicolás Maduro expulsó a DirecTV. Proteger a sus compinches y su dinero es más importante que permitir que diez millones de ciudadanos accedan a información sin censura”, escribió Pompeo en Twitter.

Fútbol Total es un popular programa deportivo sobre el fútbol europeo y las selecciones de fútbol sudamericanas, emitido por DirecTV Sports para Latinoamérica.

La plataforma satelital DirecTV dejó de estar disponible en Venezuela el martes, cuando su dueño, el gigante estadounidense de las telecomunicaciones AT&T, anunció su retiro “inmediato” del mercado de televisión de pago en Venezuela, aduciendo la imposibilidad de respetar al mismo tiempo las sanciones de Washington que afectan al gobierno de Maduro y las exigencias de Caracas para operar en el país, reseñó AFP.

La empresa con sede en Dallas, Texas, explicó que las sanciones económicas de la administración de Donald Trump a Venezuela le impedían incluir en la grilla de DirecTV a Globovisión y al canal de la estatal Petróleos de Venezuela, Pdvsa TV. Pero dijo que la trasmisión de ambos canales era requerida por la licencia otorgada por el gobierno de Maduro para proporcionar el servicio de TV paga en Venezuela.

Según la estatal venezolana Conatel, para el segundo trimestre de 2019 DirecTV abarcaba el 45,32% del mercado de televisión por suscripción, estimado de 4,3 millones de clientes en ese período.

Pompeo no se pronunció sobre la decisión del viernes del máximo tribunal de Venezuela de ordenar la toma “inmediata” de los bienes y equipos en el país de DirecTV, propiedad de AT&T.