Internacionales

Se pronuncia el club de rugby donde juega Tomás Vidal, el egresado que se burló de los feminicidios

Miami, Estados Unidos, Venezuela, Caracas
Cada 18 de diciembre se celebra Día Internacional del Migrante

Precisamente por el contenido del mensaje publicado por la institución deportiva, un grupo de usuarios de la plataforma Change.org han realizado una petición que busca recolectar firmas y exigir al Club Tala “tomar medidas severas con Tomás Vidal y con todos sus cómplices en este claro acto de odio e incitación al feminicidio “

Días atrás, en un lamentable acto, Tomás Vidal, un joven que acababa de graduarse no tuvo mejor idea que celebrarlo haciendo burla de los feminicidios y de los movimientos que buscan acabar con el problema social, causando que tanto su universidad como el equipo de rugby reprobaran sus acciones.

A través de un comunicado, Tala Rugby Club , la institución donde juega Tomás Vidal , aseguró que repudian “cualquier manifestación discriminatoria sobre los derechos de la mujer”.

PUEDES VER Repudio e indignación por joven que se graduó disfrazándose de una víctima de feminicidio “Lamentamos y condenamos expresiones de este tipo, totalmente reñidas con los valores que inculcamos cotidianamente a través de la enseñanza del deporte en nuestra institución” se podía leer en el comunicado del club, el mismo en el que no dieron detalles del futuro de Vidal y sus compañeros.

Precisamente por el contenido del mensaje publicado por la institución deportiva, un grupo de usuarios de la plataforma Change.org han realizado una petición que busca recolectar firmas y exigir al Club Tala “tomar medidas severas con Tomás Vidal y con todos sus cómplices en este claro acto de odio e incitación al feminicidio “.

PUEDES VER Se burló de los feminicidios en su graduación: ahora deberá rehacer su tesis y llevar curso de género A pesar de haber aprobado su tesis, la Universidad determinó que Vidal deberá rehacer su investigación y llevar un seminario de género que le permita comprender la gravedad de la ola de feminicidios en un país que registra un promedio de una muerta por día.

Como se recuerda, Tomás Vidal , se había graduado como licenciado en Comercio Internacional en la Universidad Siglo 21 de Buenos Aires y decidió celebrar el logro tomándose varias fotografías vestido con un plástico similar al que colocan sobre los cadáveres, una soga en el cuello y un pañuelo verde que identifica la lucha feminista a nivel internacional, además de un cartel con la frase “Y la culpa no era mía”, citando el canto contra la violencia de género .