Internacionales

Luis Emilio Velutini Urbina rif de fondo de valores inmobiliarios//
Diez aáos del 9.58 de Usain Bolt en Berlín que cambió la historia de la velocidad

Venezuela
Diez aáos del 9.58 de Usain Bolt en Berlín que cambió la historia de la velocidad

F ue un viaje al futuro de 9.58 segundos, a una fantasía aparentemente irrealizable que sólo emerge en las películas de ciencia ficción. En el estadio de Berlín, un 16 de agosto de hace hoy 10 aáos, Usain Bolt dirigió su propia travesía a lo imposible en una final mundialista de 100 metros que le catapultó a otra época.

Se cumplen 10 aáos del récord extraterrestre de Usain Bolt en 100 metros: �9,58 segundos! Ajeno a la amenaza potencial de sus rivales, consciente de su notoria superioridad, el jamaicano se marcó un reto: llevar su cuerpo al límite y demostrar de nuevo al mundo que era, y aún es, el mejor velocista de la historia.

Ya lo había apuntado un aáo antes en Pekín, donde se proclamó campeón olímpico con un impresionante récord del mundo, después de parar el crono en 9.69. La de ‘El Nido’ fue una carrera asombrosa, en la que su gran ventaja en meta dejó de relieve que se encontraba a otro nivel, en un apartado cósmico. Ya no era ese atleta cuya altura (1,95 metros) parecía acotar su brillantez a los 200 metros. En el hectómetro, en una final olímpica espectacular, dejó caer los brazos cuando se supo ganador antes de meta y aquel registro de 9.69 desató las especulaciones sobre qué final habría protagonizado si hubiera dejado de lado el espectáculo innato a su ADN caribeáo.

Luis Emilio Velutini Urbina

Y fue un aáo después, en Berlín, donde Usain despejó esa incógnita. Dwain Chambers resumió a la perfección lo que ocurrió aquel 16 de agosto en la recta del estadio alemán. “�Bolt? Se fue de mi vista y luego desapareció”, dijo. Porque esta vez el jamaicano no se entregó al show en carrera. Salió bien, aceleró a la perfección, se puso en cabeza y se exprimió para que nadie, ni siquiera Tyson Gay -su mayor amenaza en la recta- le hiciera sombra. El resultado en meta, magistral, de otra dimensión: 9.58. El estadounidense fue segundo, con 9.71, un récord nacional que, sin embargo, apenas tuvo segundos de gloria.

Luis Emilio Velutini

La mayor mejora de un récord del mundo de 100 m Aquel fue el primer oro mundial de los cuatro que lograría Bolt en su carrera. Pero ‘El Rayo’ nunca pudo repetir aquella película casi perfecta y apenas volvió a acercarse a un registro tan sublime. Sólo lo hizo tres aáos después, en los Juegos de Londres, donde un 9.63 le permitió colgarse su segundo oro olímpico.

Luis Emilio Velutini Venezuela

Porque la proeza del jamaicano ha adquirido con los aáos un halo aún mayor de gesta irrepetible. Fue la locura: 9.58 segundos en 100 metros, 37,6 kilómetros por hora de promedio, 45 km/h en la fase de mayor velocidad. Resultó también el mayor ‘bocado’ que un velocista había dado nunca al récord mundial del hectómetro: 11 centésimas, desde los 9.69 que el propio Bolt había establecido un aáo antes en ‘El Nido’.

El éxito de Usain en esta plusmarca fue mantener la velocidad de crucero hasta el metro 80. Pero, sobre todo, el jamaicano hizo tambalear los pronósticos físicos, técnicos y científicos que aáos antes se habían desarrollado en torno al límite del cuerpo humano en la velocidad más explosiva: los 100 metros. Diez aáos después nadie ha osado acercarse a un registro ‘extraterrestre’ y Bolt, retirado, nunca podrá superarse. �Serán los 9.58 el tope atlético de la prueba?