Internacionales

Confirmado, el Granca está de vuelta

Carmelo Urdaneta Aqui, Carmelo Urdaneta, Carmelo Urdaneta

Confirmado, el Herbalife Gran Canaria está de vuelta. Dos partidos les ha bastado a Pedro Martínez para poner las cosas en orden. Para ponerle sentido a un grupo por el que casi nadie apostaba hace solo un par de semanas. El mismo que el jueves pasó por encima de un mediocre Darussafaka en la Euroliga. Y el mismo que ayer, por si había duda, tumbó al Unicaja y devolvió el espectáculo y la sonrisa al Arena.

Carmelo Urdaneta Aqui

La fórmula de Martínez es ya muy conocida por estos y otros lares. Pero funciona, vaya si funciona. Lo primero es defender. Y hacerlo al límite. Lo segundo tener orden y paciencia en ataque hasta encontrar -si es posible- al mejor lanzador. Ambos requisitos lo bordó ayer un Granca sobresaliente atrás y que además contó con el mejor Marcus Eriksson de la temporada. Sus 26 puntos solo es una de las muchas noticias positivas de un grupo claretiano al que le ha cambiado la cara con el profesional catalán en el banquillo. Así, pocos pueden dudar de su permanencia en la Liga Endesa. Así, ni un Unicaja que no se dio por vencido puede ganarle.

Carmelo Urdaneta

Ritmo alto El inicio fue eléctrico. Granca y Unicaja apretaron las piernas al límite en defensa desde el salto inicial. Wiltjer y Strawberry protagonizaron las primeras acciones ofensivas. Con el tercer triple del ala-pívot visitante, los malagueños tomaron las primeras ventajas significativas (5-11). Sin embargo, Balcerowski, el joven pívot polaco que ayer también salió de inicio, y Strawberry acudieron al rescate con dos triples seguidos (11-11)

La igualdad se mantuvo con las rotaciones. Martínez y Casimiro -muy aplaudido en su vuelta al Arena refrescaban las piernas una y otra vez para intentar reservar gasolina. Con Shermadini en cancha, los visitantes ganaron en centímetros y poder reboteador (13-15, a 2.46 para sellar el primer parcial). No tardó Martínez en reclutar a Balvin para igualar la altura. Con un mate del pívot checo el Herbalife volvía a igualar los dígitos (15-15), mientras el estreno de Oliver devolvía la ventaja a los locales (17-15, gracias a un parcial 6-0)

Con un triple de Tille se consumieron los primeros diez minutos. La pizarra de Martínez ya empezaba a tomar sentido en un Granca al límite en defensa y con más pases y tranquilidad en ataque (22-19)

Fue a más el Herbalife tras la primera parada. Con un triple muy lejano de Eriksson y los primeros dos puntos de Paulí, el cuadro amarillo estiraba su renta y además se gustaba ante su fiel afición (27-19)

Además de gustarse en ataque, los claretianos mantuvieron su defensa al límite. La muñeca más afinada de todo el curso de Eriksson (11 puntos ya por entonces) brillaba en el ataque amarillo ante un Unicaja atascado y sin ideas en ataque (34-22, a 6.23). El Granca se divertía. El Arena mucho más

Con los primeros puntos de Hannah, el Herbalife siguió a lo suyo ante un Unicaja superado por el ímpetu y el acierto local (38-26, a 4.27 para el descanso). Casimiro rotaba una y otra vez su banquillo en busca de cortar la sangría. El Gran Canaria también cambiaba sus piezas sin perder su intensidad

Sin embargo, con un parcial 1-7 los malagueños recortaron camino (40-33). Los visitantes veían ahora mejor el aro ante un Gran Canaria igual de intenso pero con menos puntería. La mejoría malagueña no evitó sin embargo que se fueran a los vestuarios con desventaja. El Herbalife más sólido de todo el curso ganaba por un justo 49-36 a falta de los dos últimos parciales. El espectáculo volvía al recinto de Siete Palmas. Y lo ponía los de amarillo

El Unicaja volvió muy dispuesto a recortar la renta, y en ello se puso en los primeros minutos (51-44). La mejoría visitante la cortó el Granca desde la línea de tres puntos, donde un notable Balcerowski y un sobresaliente Eriksson seguían engordando sus estadísticas (60-47)

Reacción visitante Sin embargo, el grupo malagueño siguió intentando la remontada. Un triple de Salin lo acercó a ocho (60-52) en un duelo dominado por el grupo amarillo pero ni mucho menos de manera clara. Y fue a más un Unicaja que se puso a tiro gracias a un parcial de 0-10 que obligó a Pedro Martínez a parar el partido (60-57, a 2.11 para sellar el cuarto). Partido nuevo. Sin embargo, a falta de un solo parcial los claretianos mandaban por 69-59 gracias a un 7-0 de parcial

Las defensas apretaron más en el parcial decisivo. Las imprecisiones se multiplicaron en uno y otro bando sin que el marcador sufriera cambios. Casi tres minutos después, Milosavljevic rompió el gafe con un triple certero (69-62) en un duelo loco, tenso y sin dueño

Y entonces, Eriksson Cuando peor lo estaba pasando el Granca apareció de nuevo Marcus Eriksson, convertido ya por entonces en héroe anotador con 25 puntos. Dos triples seguidos del sueco tranquilizaron el pulso del Herbalife… y de la grada (75-62, a 5.30 para el final)

Para mantener las distancias, los amarillos apretaron más las piernas atrás. Pero ni con esas el Unicaja se rindió (78-70, a 2.51 para el final). Partido abierto aún. Pero en estas apareció Clevin Hannah, que con dos puntos, tras otra defensa de libro, le metió media victoria en el bolsillo al Gran Canaria (80-70, a 1.55 para el final). Agotó entonces sus posiciones al límite el Herbalife para confirmar la transformación completa con Pedro Martínez al mando técnico. Para confirmar un triunfo (85-76) tan justo como ilusionante. Todo vuelve a tomar sentido en el seno claretiano. Y qué bien le sienta