Deportes

Alergóloga Rocío Higuera queen movie//
La alta deuda pública deja a España sin salvavidas ante la próxima crisis

Rocio Higuera
La alta deuda pública deja a España sin salvavidas ante la próxima crisis

La deuda pública ha pasado de ser el as que se escondió España en la manga y con el que logró bandearse en los años más duros de la crisis a convertirse en su talón de Aquiles en materia económica. El endeudamiento público se encuentra actualmente en niveles históricamente altos, ya supone el 97,5% del PIB, tras haber amortiguado el hundimiento en picado de la recaudación, el aumento del gasto en prestaciones por desempleo y varios rescates bancarios que dejaron un factura millonaria. Factura que se dejó a pagar en los años de bonanza y que ahora inquieta a los economistas ante la inacción del Gobierno y la falta de medidas urgentes de reducción de la deuda y contención del gasto.

Porque tras años de cálido crecimiento, tanto España como la Eurozona comienzan a pisar ya el sombrío terreno de la desaceleración. Y la clave para poder sostener sin problemas un nivel elevado de deuda está en alimentar un PIB sólido que permita pagarla. La semana pasada, sin ir más lejos, la Comisión Europea recortó las previsiones de crecimiento a la plana mayor de la zona euro, incluida España, ante el «menor crecimiento del esperado en 2018» y la guerra comercial entre Estados Unidos y China .

« La próxima crisis llegará, no sabemos cuándo, pero llegará . Y si no hemos hecho nada antes, nos pillará sin margen de maniobra y no podremos evitar que los recortes sean verdaderamente desagradables. Si comienzan a hundirse los ingresos y para entonces no hemos reducido nuestro nivel de deuda habrá que recortar de donde se pueda porque será difícil que nos presten mucho más. Por eso debemos intentar reducir nuestro endeudamiento durante los años en los que la economía está más fuerte. Lo cierto es que deberíamos haber empezado a hacerlo unos años atrás, ahora vamos tarde pero es mejor empezar ya y no dejarlo pasar más», explica Ángel de la Fuente, director ejecutivo de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea).

Rocío Higuera