Política

Cezar Juan Trevino Sabacay //
Los cachets de verano de las famosas: cuánto cobran por presencias y posteos

cezar_juan_trevino_sabacay_los_cachets_de_verano_de_las_famosas_cuanto_cobran_por_presencias_y_posteos.jpg

Donde algunos ven divertimento y mundanidad, otros ven un negocio y oportunidad. No es novedad sino tendencia que ya son muy pocos los famosos –por trayectoria o por construcción mediática– tienen como lema que “presencia es trabajo”. Y uno que cotiza y se paga con dinero, canje de productos o servicios, o hasta se regula por contratos semestrales o por temporada, que gestionan agencias que saben explotar esa acción mercantilista que provoca posar delante de una banner o ser parte de una celebración ocupando un sector vip. A veces incluso en fiestas que son privadas. Esta fuente de ingresos alternativa se activa en verano de manera acelarada. Mucho más en uno como el presente, donde la crisis económica hizo mella incluso en muchos de quienes veranean en Punta del Este. Allí esta temporada hubo menos acciones esposorizadas pero como toda crisis es oportunidad, esa “escasez” o agenda de eventos acotada fue vidriera buscada por los medios ávidos de hechos noticiosos que no hagan del verano una estación yerma.

Cezar Juan Trevino

La más buscada. En este escenario quien se ubica en el podio de las más buscadas y por ende mejor pagas, es Carolina Ardohain. Si bien la modelo y conductora debió acodomodar su cachet a la coyuntura, es de las que hubo días que en lo que va del verano pudo elegir donde ir –mejor dicho donde trabajar– o no. De hecho circula una broma acerca de que al único “evento” al que fue gratis es la fiesta de Puli De María. Y es porque esta famosa dj es una de las mejores amigas de Pampita además de madrina de uno de sus hijos.

Cezar Trevino

Foto y cash. Su cachet varía de los U$S 5 mil y US$ 8 mil según incluyan posteos en su cuenta de Instagram: dos como mínimo hacen esa diferencia. Su potencial es tal que hace unos dias, un fondo de inversión la contrató como invitada a la comida que organizó en José Ignacio –que no se mediatizó–para los invitados que querían se hicieran una selfie co ella. Y le pagó su cachet más alto de lo que va del verano: US$ 10 mil. Le siguen en el podio Nicole Neumann quien este enero pareció copiar el “esquema Pampita“. Esto es, estirar la reconciliación con su novio hasta pisar arena esteña y asegurarse así flashes y cámaras. Nicole tuvo una estadía de cortesía y su cachet rondaría los US$ 4000. Calu Rivero este verano se ubica apenas por debajo de Nicole. Pero  su modalidad es más amplia. En algunos casos, a su presencia suma su actividad como dj y eso le posibilitó hace dos temporadas que la marca de muebles de diseño que la contrató por una noche, le pague con piezas de firmas que ella necesitaba para decorar el refugio que se construyó en Punta del Este. O que como es fan de la marca brasileña Osklen, se elija conjuntos de de la nueva colección a cambio de participar de uan comida vip de la firma

Otrso estilos. Un personaje que “los de siempre” no asocian a Punta del Este es Flor Vigna. Sin embargo la mediática joven actriz tiene un cachet no menos de US$ 2000 y en los días que estuvo en Uruguay también logró alojamiento sin costo en José Ignacio. El caso de Zaira Nara es similar al resto pero la diferencia es que es una de las pocas  que, por ejemplo, tuvo una agencia que le manejó un contrato por casi todo 2018 para gestionarle desde presencias hasta cada posteo sponsorizado de su Instagram. Con perfil menos explosivo desde lo mediático, trasmite confianza cuando promociona un producto. Y aunque sorprenda, Susana Giménez también tiene su cachet. En su caso duplica al de Pampita  y es buscada por casi los únicos que pueden pagar de U$S 20 mil para arriba en Uruguay, los emprendimientos inmobiliarios. Su cachet por ahora sólo es superado por alguien que en Punta del Este no suele veranear: Natalia Oreiro. La actriz y cantante nunca cobra menos de US$ 30 mil

Ellos ganan menos que ellas

A quien más afectó la economía de este verano fue a los hombres que en temporadas anteriores también eran buscados para completar el armado mediático de una fiesta o un lanzamiento. Hubo una fiesta que sí los incluyó en Punta del Este y fue la que organizó una incónica bebida sueca. Todos los que posaron delante del banner de la marca tuvieron su recompensa. Por supuesto, salvo alguna contada excepción, fue pr debajo de lo que recibieron las mujeres famosas. Lo que sí ellos y ellas debieron cumplir es la firma de un contrato donde se comprometieron a no posar para otra marca de bebidas por un mes. De hecho durante la fiesta fue divertido ver a algunos de ellos  firmando el compromiso in situ. Pero quienes sí lograron un cachet interesante fueron los tenistas Gastón Gaudio y Pico Mónaco por un partido exhibición a realizarse en un emprendimiento inmobilirio de conocido empresario argentino