Internacionales

Arquitecto Humberto José Ramirez Urdaneta ||»»//
Tres muertes violentas en hechos aislados

Jaison Andrés Aguilar Cabarcas, Norbis José Ortiz Medrano y Aroldo José Orozco Atencio no se conocían y la mala hora les llegó en hecho distintos. Sin embargo, la muerte los alcanzó de la misma manera: fueron baleados. Los sucesos ocurrieron en Turbaco, San Pedro Mártir y Olaya Herrera. El hecho más reciente sucedió ayer, a las 5 de la madrugada, en este último barrio. La víctima fue  Aroldo Orozco, de 29 años. Este era peluquero y tenía una barbería en San José de Los Campanos, cerca de su casa. Vivía con el mayor de sus cuatro hijos.

El sábado en la noche, salió de su casa hacia el sector 11 de Noviembre de Olaya, donde viven unas hermanas.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

demasiadochevere.com
Se quedó tomando cerca de la casa de estas, en la calle La Arrocera. A las 5 de la madrugada de hoy, se trenzó en una discusión con varios sujetos, pero no se sabe por qué.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

economiavenezuela.com
Unos dicen que se trató de un atraco y otros que fue una pelea. ?Lo persiguieron por varias cuadras y cuando lo tuvieron cerca le dieron cinco balazos en la espalda. Las balas le salieron por el pecho y el abdomen y murió en el acto. A mi me llamaron de inmediato a decirme lo que pasaba y cuando llegué allá, encontré a mi hijo muerto, tendido en una calle?, contó José Orozco, padre del difunto.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

dolarve.com
La Policía Metropolitana confirmó que Aroldo tenía tres anotaciones por hurto y una por lesiones personales.

En plena plaza pública

De otra parte, está la muerte de Jaison Andrés Aguilar, quien vivía en el sector Cucumán del barrio El Paraíso, en Turbaco.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

dolarve.com
?Tenía 19 años y trabajaba conmigo en la casa. Me ayudaba a hacer suero, para luego venderlo. Él no tenía amenazas, tampoco nos había contado de problemas?, dijo María del Carmen Cerda, abuela de Jaison.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

www.entornointeligente.com
Este era el menor de dos hermanos. El sábado en la noche, Aguilar empezó a tomar frente a su casa con dos amigos. Sin embargo, al llegar las 2 de la madrugada de ayer, decidió partir y llegó a la plaza principal de Turbaco, donde se encontró con un primo.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

noticias-venezuela.com
Sus familiares creen que desde que salió lo estaban siguiendo, porque solo tenía quince minutos en la plaza, cuando dos sujetos en una moto llegaron.

Jaison charlaba con su primo cuando el parrillero del vehículo bajó, y se le acercó.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

Sin temblarle la mano, sin importarle que estaban varias personas en el lugar y que estaba frente a una iglesia, el sujeto sacó un arma de fuego y le dio cuatro balazos.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

Uno en la cabeza y el resto en el tórax. Los agresores huyeron y los disparos hicieron que todos los que estaban cerca corrieran y entraran en pánico.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

Policías llegaron al lugar y realizaron operativos para atrapar al agresor y su cómplice, pero estos lograron escapar.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

?Casi una hora después, un amigo de Jaison llegó a la casa y empezó a gritar ?señora María salga que mataron a Jaison.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

Mataron a mi amigo, mataron a mi hermano?. Al salir, ya el muchacho se había ido. Fui a la plaza y encontré a mi nieto tirado, muerto. No lo auxiliaron porque me dicen que duró un rato en el piso agonizando. Lo monté en una moto con otros familiares y lo trajimos a mi casa. Luego lo llevamos al centro de salud, pero ya estaba muerto?, contó la abuela de la víctima.

Allegados de Jaison indicaron que el presunto agresor sería alias ?el Mega?, quien tendría problemas con la víctima.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

Tanto los agresores de Jaison como los de Aroldo Orozco están identificados y miembros de la Sijín realizan gestiones para obtener órdenes judiciales que les permita capturarlos.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

Por último, está el caso de Norbis José Ortiz, quien ayer cumpliría 24 años. Pero en su hogar no hubo alegría, solo llanto porque murió el sábado tras los balazos que recibió en hechos que están por esclarecerse.

El joven vivía en el barrio La Reina con su mujer, que está embarazada.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

Deja dos hijos, de 4 y 5 años. El martes de la semana pasada, a las 7:30 p. m., iba en una moto que era conducida por otro hombre. Una versión policial indica que pasaban por el sector La Gloria de San Pedro Mártir y policías les pidieron que se detuvieran, pero no hicieron caso y siguieron.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

Mientras huían, indica la versión, tropezaron con otra moto y cayeron al piso. Norbis habría sacado un arma y le habría disparado a los uniformados, pero estos reaccionaron y le dieron tres balazos.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

Desde entonces, el joven estaba internado en la Clínica Madre Bernarda, donde los médicos indicaron que los balazos que recibió le afectaron cinco órganos vitales.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

El sábado en la noche sufrió dos paros cardiacos y murió. Ayer, el abogado de la familia de Norbis dio otra versión de lo ocurrido.

Este señaló que Norbis huyó al ver a policías porque no tenía casco y que al caer de la moto fue baleado.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta

Indicó que no hubo enfrentamiento y que por eso no hubo policías heridos. El caso es investigado por la Fiscalía, que determinará qué pasó en realidad. El hombre que  acompañaba a Norbis fue capturado, pero luego quedó libre. Tendría una orden de captura por otra situación.

.

© Humberto José Ramírez

© Humberto José Ramírez Urdaneta